Bonnie Tyler, la cantante británica de la enigmática voz de los años 80 catapultada al éxito en 1983 al vender más de nueve millones de copias de su éxito ‘Total Eclipse of the Heart’, Bonnie Tyler se ha convertido, gracias a otros éxitos como ‘Holding Out for a Hero’o‘ It’s a Heartache’, en esos cantantes que, décadas después, el publico sigue entregándose cada vez que suenan.

Nominada en varias ocasiones a los premios Grammy, la carrera de la cantante cumple ya más de cinco décadas.
La primera vez que sonó en las radios, muchos pensaron que se trataba de un nuevo éxito de Rod Stewart pero descubrieron con sorpresa que aquella voz rajada y potente era la de una mujer, Bonnie Tyler, y el tema tiró del disco que alcanzó los diez millones de ventas.

La cantante británica regresó el 14 de agosto al escenario del Starlite Vestida con un ajustado pantalón negro “brilli brilli”, que parecía recubierto de purpurina, y una blusa con mangas amplias del mismo tono, la vocalista de Gales salió, sin más, entre los aplausos de sus seguidores.
Sonaron los primeros acordes de “Flat on the Floor”y Bonnie Tyler, con su característica melena rubia al viento y micrófono en mano, desgranó el tema nota a nota para luego continuar con“Hold On”.

Los aplausos inundaron el aire cuando comenzó a entonar “It´s a Heartache” canción que grabó para su segundo álbum de estudio “Natural Force” a finales de los setenta (1978) y que, sin duda, pasará a la historia de la música.
Paso a paso el ambiente se fue animando y el público de Starlite, al que el calor quiso dar una pequeña tregua esta noche se animó a cantar con Tyler el ya clásico “Lost in France” y el algo más nuevo “The best is yet to come”, un tema de su último trabajo, que vio la luz en febrero de 2021.

Con “Have you ever seen the rain”, “When the lights go down” y “Let’s go crazy”,la cantante demostró que a sus 70 años su peculiar voz sigue contando con una gran fuerza y personalidad. Gracias a ello logró arrancar los aplausos de los presentes, entre los que también había rostros muy jóvenes.No podía faltar en el concierto de esta cantante, que lleva más de cincuenta años sobre los escenarios y es historia viva de la música,“Total eclipse of the heart”, canción que vio la luz en la década de los ochenta y para cuya producción contó con la

colaboración del productor Jim Steinman.Después escuchamos “Between the earth and the stars”, y el final llegó con “Faster than the speed of night” tema de su quinto trabajo y el más exitoso, y “Simply the best” .

Disfrutamos durante todo el concierto de la energía del gran icono de la década de los ochenta. Una noche especial para admirar a la cantante de la voz ronca más carismática.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.