dom. Jul 22nd, 2018

Antonio Banderas

Antonio Banderas ha vuelto a su tierra en primavera y se ha presentado con 56 años, luciendo barba blanca, y anunciando cambios drásticos en su vida y en su profesión. Ha recibido el premio más destacado del Festival de Cine de Málaga al cumplirse el vigésimo aniversario del certamen – Biznaga Honorífica- y ha disfrutado de la Semana Santa, especialmente con la cofradía de Lágrimas y Favores.

Banderas ha vuelto a Málaga tras superar un problema de salud: « El 26 de Enero sufrí un ataque al corazón y desde ese día me planteo la vida de otra manera». El actor ha reconocido que se convirtió en un «workaholic»; no lograba desconectar del trabajo.

Valora, al vivir en un mundo global y siendo Hollywood una marca, establecer su primera residencia en la Costa del Sol, alternando entre su ático de Málaga -en pleno casco histórico de la ciudad andaluza y junto al Museo Picasso- y su casa de Marbella.

Banderas cada vez está más cerca de Picasso. Analiza la posibilidad de interpretar al genial pintor malagueño en la película «Guernica» , de Carlos Saura. Lo haría con 56 años, la misma edad con la que Pablo Picasso pintó el histórico cuadro.

«A veces cierro los ojos y me parece todo un sueño, como si no hubiera pasado realmente. Y es que tengo los sesenta a la vuelta de la esquina», confiesa Banderas. Pese a reconocer el rápido paso del tiempo, no apuesta por los «flash back», por los viajes al pasado: « Soy un insensato y pienso que lo mejor está todavía por venir»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elena Pomozova
Directora de Social People Magazine Marbella.
A %d blogueros les gusta esto: